6.7.06

.vivo.en venta.los trajines del merolico.

.nunca hubo nada funesto en mi desaparición, sino un dejo de pereza que ahora se traduce en la poca voluntad de dejar la cama antes de las 9:00 horas en días de laburo
.como sea, levantarse en horas precisas aún me parece actividad vulgar y no importa vaciar en ella esta falta de inercia.
.me reporto vivo, entero, con raspones los necesarios y una barba mínima que aún no se puede considerar como descuido.
.poco acaricio la idea del suicidio, mientras haya lentejas, baguettes de salmón y tés arizona.
.pido entonces, no descuiden el link que los lleva a mi sitio como yo no desdeñaré sus arrebatos líricos y destellos.
.esto no es panfleto ni manifiesto, sino una invitación a que pasen por aquí con sombrero o sin él, con reverencias o con guante blanco.
.como estas, habrá más palabras que se desgastarán y sabrán a carne fría mientras se avanza en las líneas.
.los quiero como un ciego a la pared rugosa.

4 comentarios:

Lilián dijo...
Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.
Lilián dijo...

Paso por aquí a diario, sin sombrero ni guante, sin clavel ni bastón, sin pipa ni media.
Te visito como quien camina siempre sobre la misma acera y detiene su paso en el mismo sitio para mirar a través de la ventana de una casa, si no abandonada, un tanto en el olvido, con polvo y telarañas.
Y ahora barres y trapeas, pintas y esculpes: mi querido Contenido se vacía.
¿Recuerdas cuando hablamos de residuos?
Aquí están ya, hechos palabras.

fizzi dijo...

asi es.
de vez en cuando, me paseo por aqui.
los capricornio somos gente rara.

Pop Dylan dijo...

te quero, como a mi libro vaquero.